Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

YOGA Y SUS BENEFICIOS

El 21 de junio, se celebró el I Día Internacional del Yoga, una resolución de la ONU, que afirma y reconoce que esta disciplina “facilita la actitud holística hacia la salud y el bienestar” y que “una divulgación más amplia de información sobe los beneficios de practicar el yoga sería beneficioso para la salud de la población mundial”.

El yoga es una técnica muy antigua que proviene de la india, a sido utilizada por milenios para mejorar muchos aspectos de la salud del individuo. Es bien sabido que el ejercido es un factor fundamental para mantener la salud en óptimas condiciones.

Inhibir la actividad física provoca debilidad muscular, mayor rigidez y a la larga dolor en articulaciones, es como si nos fuésemos “oxidando”, es por eso que mantenernos en movimiento es la mejor opción para mantenernos al 100% de nuestro potencial.

Hay muchas maneras de hacer ejercicio cada día, pero el ejercicio de bajo impacto como puede ser el yoga aporta beneficios como:

Flexibilidad:  La mejora de la flexibilidad es uno de los primeros beneficios más claros en la práctica a del Yoga. A medida que vamos avanzando en las clases de Yoga, aquellas posturas que parecían imposibles en un principio, serán posibles al fin. La flexibilidad es algo que se trabaja día a día.

Ésta, es la capacidad del músculo para realizar el mayor recorrido articular posible sin dañarse. La flexibilidad equilibra los músculos sobrecargados y cortos por exceso de actividad y fortalece y da agilidad a los músculos que menos se usan.

1. Si eres flexible, tu estado físico y mental será el más óptimo. Encontrarás el equilibrio entre tu cuerpo y tu mente y te encontrarás siempre bien. Estarás relajado y tu estrés desaparecerá.

2. Los dolores musculares disminuirán.

3. Corregirás tu postura y evitarás los dolores musculares por una mala postura.

4. Evitarás lesionarte y, en caso de que te ocurra, la recuperación será más rápida.

5. Tu corriente sanguínea aumentará y mejorará la oxigenación de tus células.

6. Mejorará tu coordinación.

7. Podrás realizar los deportes que más te gusten sin lesionarte y rindiendo al máximo.

Prueba de Fuerza: 

Los músculos fuertes hacen mucho más que tener buen aspecto. También nos protegen de dolencias como la artritis y o el dolor de espalda y ayudan a prevenir las caídas en las personas mayores. Y cuando se ha logrado obtener fortaleza a través del Yoga, ésta se equilibra con la flexibilidad.

Las articulaciones se alimentan: 

Cada vez que se practica Yoga, se llevan las articulaciones a una gama completa de movimiento. El cartílago de las articulaciones es como una esponja, los fluídos son son renovados a través del movimiento y son absorbidos por los mismos, como nutrientes “frescos”.

Espina Dorsal nutrida: 

Los discos vertebrales, hacen las veces de amortiguador, soportan tanto la fuerza de la gravedad como traumas mecánicos de la columna vertebral.  Mediante el movimiento es la única forma en la que pueden conseguir sus nutrientes. Si se trabaja una buena y equilibrada flexión y extensión de la columna vertebral ,  combinado con rotaciones, eso ayudará a suministrar el alimento y mantendrá a las vértebras sueltas y saludables.

Mejorar la Masa Ósea:

Está muy bien documentado que los ejercicios en los que se realiza carga de peso fortalecen los huesos y previenen la osteoporosis. Muchas posturas de Yoga requieren que uno levante su propio peso, y se sostenga el mismo parcialmente en diferentes articulaciones. Algunas fortalecen muchísimo los brazos y hombros que son muy susceptibles a las fracturas por osteoporosis.

En un estudio no publicado, de la Universidad del Estado de California, Los Ángeles, se mostraba que la práctica del Yoga intensificaba la densidad de los huesos. La capacidad del Yoga para bajar los niveles de la hormona del estrés, cortisol puede ayudar a conservar el calcio de los huesos.

Mejora de la Circulación: 

Yoga hace que la sangre fluya. Más específicamente, los ejercicios de relajación que se aprenden en Yoga pueden ayudar a la circulación, especialmente de los pies y de las manos. El Yoga transporta más oxígeno a las células, las cuales funcionan con mejores resultados.

Las posturas de torsiones están pensadas para “escurrir” la sangre venosa de los órganos internos y permitir que la sangre oxigenada fluya hacia ellos, cuando se suelta la postura. Además, las posturas invertidas, como la Inversión sobre las Manos, la Cabeza o los Hombros (La Vela por ejemplo), instan a la sangre venosa de las caderas y las piernas a que fluya hacia el corazón desde donde es lanzada a los pulmones para ser oxigenada y refrescada. Yoga también mejora los niveles de hemoglobina y células rojas, que transportan el oxígeno a los tejidos.

Descenso de la Presión Arterial: 

Si tienes presión arterial alta te puedes beneficiar mucho con la práctica del Yoga. Dos estudios de gente con hipertensión, publicados en la revista médica británica The Lancet, comparaba los efectos de la postura Savasana (postura de Relajación Profunda Consciente) con el acto de echarse a descansar sobre un sofá. Después de tres meses, Savasana fue asociada a 26 puntos de bajada en la presión sistólica (la alta) y a 15 puntos de descenso en la presión diástolica (la baja) y cuanto más alta era la “alta” inicial, el descenso era más acusado.

Descenso del nivel de Cortisol (hormona del estrés):

El Yoga desciende el nivel de cortisol. Si eso no suena como gran cosa, piensa en esto. Normalmente, las glándulas adrenales secretan cortisol en respuesta a una aguda crisis, lo que temporalmente deprime el sistema inmunológico. Si los niveles de cortisol permanecen altos incluso después de que la crisis haya pasado, pueden comprometer el sistema inmunológico.

Los niveles de cortisol alto están relacionados con la depresión, la osteoporosis (extrae el calcio y otros minerales de los huesos e interfiere con la absorción de los mismos), la presión arterial alta y la resistencia a la insulina.

Capacidad Respiratoria: 

Los yoguis tienden a tomar menos respiraciones con mayor volumen, lo cual es calmante y más eficiente. El Yoga nos ha mostrado que sirve para mejorar en muchas formas, la función respiratoria, incluyendo el volumen máximo de aliento y la eficiencia en la espiración.

También promociona la respiración por la nariz, la cual filtra el aire, lo calienta (el aire frío está considerado como un disparador de los ataques de asma en personas que son sensibles), y lo humidifica, removiendo el polen y la suciedad y otras cosas que pueden penetrar en los pulmones.

Paz mental:

El Yoga “amansa” las fluctuaciones de la mente según el Sutra del Yoga de Patanjali. En otras palabras, reduce los círculos viciosos de los pensamientos acerca de la frustración, la lamentación , enfado, miedo y deseo, que causan estrés.

Como puede ver, no hay escasez de beneficios para la salud por las sesiones de yoga regulares. Sin embargo, para obtener resultados óptimos de salud, creo que es importante incorporar una variedad de ejercicios en su rutina. Lo ideal, es asegurarse de obtener un programa de acondicionamiento físico integral que incluya aeróbico, anaeróbico y entrenamiento de resistencia, además de ejercicios de flexibilidad y de fortalecimiento del core como el yoga.

 Para quienes aún no se han animado con esta disciplina porque piensan que es demasiado light o incluso “friki” os presento:

El Vinyasa Flow Yoga

Vinyasa Flow Yoga

Vinyasa Flow Yoga

El Vinyasa Flow Yoga en la India, triunfó en EEUU y cada vez se practica mças en nuestro país, El Flow o Vinyasa Yoga propone una práctica creativa y variada que incorpora elementos del Ashtanga Vinyasa (el estilo de yoga más físico e intenso).

Trabaja con secuencias divertidas de asanas (posturas) desafiantes, vigorosas y potentes que desarrollan la fuerza, elasticidad y equilibrio, hacen sudar y aportan numerosos beneficios para el cuerpo y la mente. Es decir, se trata de un estilo de yoga muy físico y retador, además de motivante porque las clases siempre son diferentes. Por supuesto, cuenta con una relajación final y un gran trabajo respiratorio y mental, pero no entra en grandes “profundidades espirituales”.

Este estilo aúna tradición y modernidad, enfatizando la sincronización de la respiración mientras se trabaja la fuerza y la coordinación a través del movimiento, fluyendo de postura a postura.

La respiración es clave para que no se trate simplemente de ejecutar posturas o simples ejercicios gimnásticos. Os aseguro que durante la clase uno tiene esa sensación de fluir, tanto física y mentalmente, con el movimiento. Y, por supuesto, se consigue un cuerpo fuerte y elástico, el nivel de energía aumenta, se fortalece y libera la espalda, y se calman y estabilizan las emociones.

Aqui os dejo un video de yoga para principiantes, podéis hacerlo en casa.

https://youtu.be/sKgAjzlkKH8

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Share This