Cuida tu latigazo cervical

latigazo cervical

Un latigazo cervical es un esguince o lesión producidos por una hiperextensión o hiperflexión del cuello que va más allá de los límites normales del cuello. Son movimientos violentos y bruscos del cuello, primero hacia atrás y luego hacia adelante.
Las lesiones se producen en la zona cervical de la columna vertebral, afectando en concreto a los músculos, a los ligamentos y a las vértebras del cuello.
El ejemplo más común de lesión por latigazo cervical es el de los accidentes de tráfico. Pero practicando deportes de contacto, como el karate o el boxeo, también puede producirse una lesión de este tipo.

Síntomas más comunes del latigazo cervical

Según la persona los síntomas pueden ser muy diferentes ya que se trata de daños en la columna vertebral, que es la que manda sobre todo nuestro cuerpo. 

  • Dolor cervical (cervicalgia): Aparece poco después del accidente y es el síntoma más frecuente. 
  • Rigidez en el cuello y dolor al moverlo. 
  • Limitación de la movilidad cervical.
  • Dolor de cabeza (cefalea).
  • Dolor lumbar.
  • Hormigueos en brazos y piernas.
  • Acúfenos o tinnitus: Sensación de ruidos en los oídos.
  • Ansiedad, insomnio y dificultad para concentrarse.
  • Visión borrosa, vértigos y mareos.
  • Fatiga e irritabilidad.
  • Dolor en la cara, en la mandíbula y dificultad para tragar. 

El quiropráctico te ayudará a recuperarte

El enfoque principal del trabajo del quiropráctico siempre será el de aliviar el dolor. 

Un diagnóstico previo es de vital importancia

Antes de nada es importante realizar un diagnóstico previo para averiguar dónde se encuentra concretamente la zona dañada.
Estas pruebas pueden ser desde una radiografía hasta una resonancia magnética.
De todas formas, en muchas ocasiones, el profesional también puede llegar a guiarse por las manifestaciones del dolor del propio paciente. 

La regularización del movimiento

El el caso del latigazo cervical, los músculos y los ligamentos que sostienen la columna vertebral sufren una hiperextensión (el cuello se desplaza hacia atrás) o se hiperflexionan (el cuello se desplaza hacia adelante). Por lo que el objetivo del quiropráctico será el de regularizar el movimiento, iniciando la estimulación con el debido cuidado.
Al tratarse de un problema cervical directamente relacionado con la columna vertebral, el quiropráctico puede incorporar en su trabajo un plan de ajustes específicos.

Estiramientos y relajación muscular

La aplicación de técnicas de estiramientos y de relajación muscular es muy común en las sesiones quiroprácticas.
De esta forma conseguiremos, en primer lugar, recuperar la movilidad de los músculos del cuello así como su fuerza. Y en segundo lugar el paciente recuperará el equilibrio del sistema nervioso, que suele ser el origen de los dolores.

La quiropráctica resulta ser un tratamiento muy efectivo para reducir los síntomas del latigazo cervical, llegando los pacientes en muchos casos a volver a su vida normal. 

Ven a visitar a nuestro Quiropráctico para latigazo cervical en Vilanova i la Geltrú: ver info

 

¿Qué puedes esperar de un quiropráctico?

En este video Emmanuel Oertli nos explica cuál es la finalidad de su trabajo como quiropráctico y lo que os encontraréis si venís a su consulta en Vilanova i la Geltrú. Su trabajo no sólo consiste en disminuir los dolores a través de los ajustes quiroprácticos. Hay otros objetivos que son importantes…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *